¿Vivir un viaje exterior o un viaje interior? Vienen como viajeros y llegan como exploradores de la vida.

El viaje

Salen de la ciudad pensando que viajan a conocer un nuevo espacio en el corazón de Cataluña, en las Guilleries, quieren una estancia diferente en un lugar diferente, simplemente quieren alojarse. Y cuando llegan a la Masía Ànima de Natura se dan cuenta que su viaje era más bien hacia el interior, fruto del momento personal que están viviendo, encuentran lo que su alma buscaba: personas que los acogen, Naturaleza que les habla, y valores que les rodean.

Estancias

Este verano nos han visitado personas con el objetivo inicial de visitar el Montseny y/o estar unos días juntos, como destino o como parada en su camino visitando nuestro país. Todos ellos buscaban naturaleza y silencio, sí, pero no se esperaban encontrar amor, espiritualidad, y escucha activa personalizada. Y justamente esto sin saberlo es lo que buscaban y necesitaban: Alguien que los escuchara profundamente, que les dará aquella pizca de amor y recogimiento que no encuentran en sus vidas, que les dará el espacio y pausa para encontrar su parte espiritual que tan echan en falta al día a día.

Muchos nos confiesan sólo llegar: “Ahora ya estoy mejor, era eso lo que buscaba!”, “Estoy pasando por un momento complicado y necesitaba simplemente silencio y naturaleza”, “Tenía un día libre y he podido hacer una escapadita interior”.

Experiencia profunda

Algunos de ellos nos han compartido momentos que no habían contado a nadie y que necesitaban sacar, otros el momento difícil vital por el que están atravesando personalmente, y otros han reconocido echar en falta momentos así para compartir entre familia y amigos que no se ven tan a menudo como desearían, o para encontarse con ellos mismos, . Con algunos incluso les hemos propuesto hacer alguna dinámica o juego para ir más allá de la simple estancia, y han aceptado el reto de hacerlo, y que satisfacción con la experiencia han tenido, así que volveran para encontrase pronto. Todos son un regalo para nosotros, como medio para mejorar su calidad de vida, para mejorar su salud social o espiritual, y en definitiva acompañarlos en el camino hacia la auto realización llena, y felicidad.

“La felicidad no es un destino sino una forma de transitar por la vida”

Aprendizajes

Cada persona que ha venido en la Masía de Anima de Natura nos ha dejado un poco de él o ella. Dejamos un poco del alma de alguna de las personas que han venido a visitarnos este verano:

  • Con M. empezamos a hacer Ioga después de la salida del sol, necesitaba practicar, ella fue nuestra guía y maestra de forma espontánea. Buscaba unos días de reencuentro personal antes de un curso en Catalunya. ¡Que placer fluir aquella semana con su compañía!
  • Con A. aprendimos a tener mucha paciencia en el acompañamiento delante de las nuevas experiencias y problemas que la vida nos aporta. ¡Tuvieron muchas primeras experiencias!
  • Con J. aprendimos a confiar, que una cosa no vaya bien no significa que las futuras ocasiones tenga que ser igual. Dar nuevas y buenas oportunidades nos aporta felicidad al corazón. Gracias.
  • Con O. aprendimos a dar, aceptar los propios errores, y fluir con la vida, sin resentimientos y con mucho amor. ¡Disfrutaron un montón!
  • Con N. aprendimos a ser agradecidos delante de la vida. ¡Gracias por compartir vuestra compañía y familia!
  • Con A. P. y J. Aprendimos que en la vida hay que encontrar un espacio para encontrarse con los amigos de toda la vida, aunque las nuevas responsabilidades abunden en nuestro día a día. Se comprometieron en volverse encontrar antes de un año. Mucha magia y buenas conversaciones!
  • Con A. y G. aprendimos que hay muchos caminos por recorrer, y que no todos son los correctos, hay que confiar en la propia intuición para encontrar el adecuado así como ser de ayuda para otros seres perdidos.
  • Con D. aprendimos que siempre se puede empezar de nuevo, pero antes se tienen que cerrar las puertas y cicatrices abiertas del pasado. Mucho amor a la espera de ser correspondido !Gracias!
  • Con D. aprendimos a saber recibir agradecimiento, amor y mucha empatía con nuevas experiencias. ¡Muchas gracias!
  • Con S. aprendimos a fluir, confiar y aprender si alguna cosa no sale como esperábamos. ¡A veces querer correr te hace ir aún más despacio ;)! !Gracias!

Muchos de ellos simplemente querían hacer una escapadita, una salida en pareja o un encuentro entre  amigos o familia. Al pasar por la masía, se dan cuenta que en primer lugar lo que buscaban era muy diferente de lo que pensaban, y que justamente la estancia con Ànima de Natura ha servido para darse cuenta, ir mucho más allá con ellos mismos de un simple alojamiento, y muchas ganas de volver para seguir profundizando en este viaje interior.