Entorno

Espacio sostenible gracias a proyectos de autoconsumo y aprendizaje que mantienen durante todo el año y de forma permanente.

Mirador de les Guilleries

Pequeño espacio en la cima de una colina delante de la masía, donde se puede contemplar la comarca de La Selva. Con vistas espectaculares de Les Guillerias donde todo el mundo queda maravillado, entre Les Agudes, el cielo y el mar. Desde el mismo mirador se pueden ver las cimas de las montañas más populares del Montseny: Las Agudas, Turó de L’home y Matagalls. Dispone de un par de bancos donde el tiempo para por unos momentos  delante de este paraíso de naturaleza.

Espacio de los columpios

Espacio rodeado de prados, con fresnos, algún abeto, y castaños, donde cuelgan 8 columpios. El reto y diversión es encontrarlos así como columpiarse en ellos encontrando el niño interior que llevamos dentro.

¿Aceptas el reto?

Prados verdes

Extensión grande de prados naturales y verdes rodeados de distintos y grandes àrboles que dan sombra como castaños, abetos, fresnos, y plataneros. Hay muchas plantas, entre ellas muchas de medicinales, que dan vida y color en primavera como diente de león, cola de caballo, tomillo silvestre, jazmín, hipérico, lavanda, romero, malva, milenrama, llantén de diferentes tipos, rosal, saúco, o siempreviva entre otros que creces a su ritmo y libremente. Así como setas, comestibles y tóxicas, que crecen de forma natural en otoño. 

¡Dispone de una mesa de ping-pong para jugar debajo de la sombra para jóvenes y adultos!

Ruta del jabalí

Ruta del jabalí, este nombre se debe a la gran proliferación de jabalís por la zona, y la necesidad por parte de las personas residentes en la masía de marcar territorio de vez en cuando a través de nuestro paseos de día y sobretodo de noche. Paseos que empezaron con una finalidad funcional y actualmente son un práctica espiritual diaria para el alma. Utilizamos esta ruta y espacios que alberga para muchas de las experiencias de Ànima de natura, ya que la ruta lleva distintos rincones con mucho encanto, magia, y misterio, donde se pueden vivir intensamente los valores y significados espirituales de la naturaleza. 

Ruta de 25-30 minutos circular donde nuestros exploradores pueden disfrutar de diferentes espacios de naturaleza junto a la masía: Bosque de encinas y castaños, prados labrados, huertos, así como ver árboles poco típicos del mediterráneo, fruto del carácter atlántico de la zona del Montseny y de las plantaciones que tuvieron lugar a la mitad del s.XX como cedros o secuoya.

Árboles apadrinados

A Ànima de Natura conectamos con la Naturaleza, y concretamente, con los árboles: seres poderosos con energía y vida propia. De la misma manera que no conectamos con todas las personas igual, tampoco lo hacemos con los árboles. Conectamos con aquellos afines, próximos o que en determinado momento de la vida tienen algo que enseñarnos para nuestro aprendizaje vital. Si un explorador conecta con uno de ellos, y establece una conversación con uno de ellos, y se presentan, el explorador posteriormente nos puede decir su nombre, y desde ese momento lo llamaremos por su nombre de pila. Desde este momento el explorador sabe que tiene un amigo en las Guilleries, y curiosamente lo primero que hacen los exploradores cuando vuelven es ir a ver a su amigo, y tener bonitas conversaciones. 

Esta iniciativa comenzó en la primavera de 2018 y en la actualidad ya tenemos muchos árboles apadrinados: El Gegant, el Musa, el Racó de deixar de pensar, el Lunaris, la Carícia, el Fantasma, l’Àvia Sàvia, L’Eruga, l’Humma, el Germà, el Cor de la Terra,  el Cor de Bosc, el Bastó de Pau,…, … Estamos trabajando para crear una red y ruta entre padrinos y apadrinados para poder mostrar los futuros exploradores del proyecto.